El baile de la jaiba

Seductor baile que manda un mensaje de feromonas a la pareja Jaiba.

Hace poco me detuve a leer un fascinante pasaje del mar y su universo. Se trata del baile de la jaiba, un sensual ritual de este crustáceo que busca recuperar el equilibrio perdido de la madre tierra.

Y es que el baile no es sólo un juego pispireto y travieso de la jaiba. El golpeteo de las pinzas con las rocas del mar, causa una explosión de feromonas que se dispersa entre ondas, como un poderoso mensaje de sexualidad para la jaiba hembra, que kilómetros a distancia, recibirá la señal.

El rastro de dicha carta es seguido por la jaiba hembra hasta llegar a un lugar seguro que previamente ha elegido el macho. Un lugar libre de toda amenaza humana e industrial. Un lugar lo suficientemente cálido y acogedor. Su nido de amor.

Lo anterior, fue un desarrollo evolutivo obligado en las jaibas en su valiente lucha por sobrevivir. Y es que antes de la edificación masiva de las playas y las consecuencias davastadoras de su industrialización, la jaiba siempre tenía al alcance un lugar seguro para hacer el amor.

(Dedicado a la Hayba)